Tomar las riendas

Esta desangelada acuarela tenía como título tentativo:

“El gatito decidió tomar las riendas de su vida, pero, típico de él, se equivocó y tomó las riendas de un caballo con cabeza de perro que, debido a su fuerte arraigo a la tierra de sus ancestros, rara vez alcanza grandes velocidades; situación que no molesta al castor encargado de orientarlo respecto a la dirección que debe darle a sus pasos, a diferencia del gusano pervertido, que solo viaja en pez globo para asegurarse de que siempre llegue a su destino a la hora adecuada, aunque a la fecha jamás haya encontrado uno al que valga la pena dirigirse”. 

Pero, por razones de espacio y de pudor, lo reduje a:

“No todo lo que crece en macetas puede agregarse a la sopa de verduras”.


01 02 03 04 Final

Share Button

Elevación

Encontré una tesis vieja sobre urbanismo en el D.F., que me pareció fantástica porque el papel en el que viene impresa es utilísimo para garabatear con pluma fuente. Así es como salió este desaguisado:Globo-page1Que tras ser retrazado (no retrasado) en Illustrator quedó así:
Y lo único que se necesita es aligerarse un poco la cabeza.

Globo

Share Button