Sonrisa delatora

A veces se distraía y, sin que se diera cuenta, una sonrisa se le posaba en el rostro.
Cuando se percataba, la espantaba de un manotazo.
Pero era inútil: para entonces ya me lo había dicho todo.

LaDelata

Share Button