El hábito no hace al monje

Uno de los 7 hábitos de la gente altamente eficiente (que nadie ha mencionado) es cargar siempre una libreta. Yo llevo la mía a todas las juntas y así, en vez de escuchar/decir estupideces, las dibujo. Esto da como resultado juntas más breves, más fluidas y en las que se llega con más facilidad a acuerdos, ya que a nadie le importa un carajo lo que se está tratando.

El siguiente garabato es mi aportación a una junta en la que estuve hace poco y en la que se trataba un tema importantísimo que nunca logré identificar. Los demás participantes me felicitaron al final por mi “espíritu de cooperación” y por haberme abstenido de “proponer puras idioteces como en las juntas anteriores”.

116-119 Luego, durante las horas de trabajo, gracias a la magia del Photoshop, puedo seguir explorando las ideas que afloraron en las juntas. 116 JuegoAsí, en lugar de malas ideas que hacen desesperar a mis compañeros de trabajo, clientes, proveedores y personal de limpieza, acabo con dibujitos coloreados que deprimen a los anteriores y a los incautos que caen en este humilde blo.

Esto es lo que en el medio ejecutivo altamente productivo llamamos “win win”.

Share Button