Recuerdos de mi tía Sagrario

La gente que me conoce bien sabe que siempre me ha causado mucha infelicidad no tener una tía llamada Sagrario.

De niño pasaba días enteros llorando debido a esa diminuta pero estrepitosa calamidad.
Hoy ya solo lo hago los domingos por la mañana. Si no llueve.

Por eso intitulé esta obra que les comparto, no sin cierto recelo, Recuerdos de mi tía Sagrario.

Share Button

Lección

“Deja te enseño a volar”, le dijo el muchachito al ave.

Ave02

 

Share Button

Pájaro en mano

Hay personas que están dispuestas a todo con tal de alcanzar la estabilidad. Anhelan la tranquilidad que da saber que los días que vienen serán iguales a los que pasaron; que ya no habrá sorpresas, desafíos o sobresaltos. Profesan la creencia de que más vale pájaro en mano que ciento volando. Yo prefiero que el día que me sorprenda la muerte pueda recordar las miles de parvadas que volaron a mi lado y no las horas grises que pasé custodiando a un ave en una jaula.

Después de todo, un pájaro en mano no puede enseñarte a volar.

DareToBeDifferent-01

Share Button